Patologías bibliográficas

25 de julio de 2013 § Deja un comentario


Si un dedo apunta al cielo, el crítico de arte mira el dedo

Anticrítica de arte

Ya no recibirás de segunda o de tercera mano las cosas,
ni mirarás por los ojos de los muertos,
ni te alimentarás de los espectros de los libros,
tampoco mirarás por mis ojos, ni aceptarás lo que te digo,
oirás lo que te llega de todos lados y lo tamizarás.
W. Whitman

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Referencitis artística es el nombre que los expertos han dado a esta extraña enfermedad hallada en el 90% de los críticos de arte. La infección, aseguran, apenas está estudiada porque, como son los mismos académicos los que la provocan, no siempre son capaces de reconocerla.

Su nombre quiere decir, literalmente, «inflamación de las referencias», aunque en las redes sociales ya se está hablando de «inflación de las referencias» como una definición más adecuada a este problema.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Según las últimas investigaciones, la epidemia de referencitis artística es de alcance internacional y se ha incrementado en los últimos veinte años. Se contagia en eventos académicos y mediante el contacto con algunos libros aunque todavía no se sabe muy bien de cuáles. Las autoridades recomiendan medidas preventivas como limitar la lectura de obras sobre arte a uno o dos libros por año o a ninguno si no se acude a eventos artísticos con asiduidad.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Al parecer, los mayores focos de infección son las salas de conferencias y son pocos los casos de oyentes que, tras una exposición prolongada a estos lugares de riesgo, se hayan mostrado inmunes a la enfermedad.

Según las últimas encuestas, la referencitis artística se encuentra en los críticos que, cuando hablan de una obra de arte, se refieren antes a una obra que, a su vez, se refiere a una obra que habla de una obra que se refiere a otra obra que analiza una obra que habla de una obra de arte.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Los expertos han incluido ésta entre las enfermedades que padecen los intelectuales, sin embargo han hecho hincapié en que es una de las más peligrosas. Por el contrario, la miopía espiritual, la invalidez emocional y la falta de ritmo se siguen considerando de las menos alarmantes dentro de este delicado colectivo.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Uno de los casos más graves de referencitis se ha hallado recientemente en la Universidad de Moscú. Un especialista en Velázquez ha ingresado en la unidad de psiquiatría tras haber sido sorprendido trasladando los muebles de su casa a la sala de conferencias mientras recitaba de memoria la guía telefónica de la capital y gritaba que no había nada más allá del recinto universitario.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

El afectado había empezado un estudio sobre Las Meninas en el año 1945 y, según fuentes cercanas a su familia, todavía no lo había terminado porque consideraba que antes de poner punto final a su obra tenía que encontrar las relaciones entre el pintor español y los últimos avances en genética molecular. Al parecer, hacía unos meses que el crítico hablaba enérgicamente en sus clases, de que ninguna obra de arte podía ser apreciada por sí misma sin antes haber leído toda la bibliografía referida a ella. Todo parece indicar que estos eran los síntomas de una incipiente infección.

Tomada de la película "Amelie" de Jean-Pierre Jeunet

Tomada de la película “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet

Puede diagnosticarse referencitis artística a una persona incapaz de disfrutar de una obra de arte sin traer a colación una referencia a un libro que haya hablado de esa misma cosa antes.

La referencitis artística es una afectación para la que los expertos aún no han encontrado cura aunque sí tratamientos paliativos como el dibujo o la música. Desafortunadamente, se considera que una vez que una persona deja de ser capaz de disfrutar de una obra de arte sin recurrir a sus conocimientos bibliográficos sobre ésta o sobre alguno de sus elementos, es muy probable que nunca vuelva a recuperar esa capacidad.

Anuncios

Etiquetado:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Patologías bibliográficas en El arte es un juguete.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: