Dos tontos

13 de marzo de 2015 § Deja un comentario


Elena y él habían sido solo amantes hacía poco más de un año.

Martin Stranka - Rejected

Martin Stranka – Rejected

Habían permitido a sus labios encontrarse en la boca oscura de los cines, habían dejado abiertas las pupilas para tragarse el desnudo de sus cuerpos y encendidos los estambres para entibiar la soledad. Pero, entre ellos, nunca había surgido nada parecido al amor: ambos eran expertos artesanos de la distancia y amaban con la futilidad del extranjero que siempre guarda una mano para lanzar un adiós.

Ni Elena ni él habrían podido explicar por qué decidieron encontrarse aquella tarde. Ninguno de los dos sabía que el otro llegaba a la cita con la esperanza de encontrar un nosotros en un pasado hecho carne. Pero ambos estaban cansados de escuchar cada noche el rumor del insomne vacío de sus camas y tenían, por fin, la disposición de acostumbrarse al olor del otro, de esperar algo del otro, de poder reprocharle algo al otro.

Elena llevaba la ropa del trabajo y él había estado arreglándose durante casi dos horas. A ella le sudaban las manos y él caminaba con pasos largos, inflado de vitalidad.

—¿Cómo estás, Elena? —dijo recordando cuánto le excitaba a ella que él pronunciara su nombre como un desconocido.

—Bien —respondió con una indiferencia incógnita.

—Tenía ganas de verte —cedió él para endulzarla.

Y Elena escapó con la mirada hasta el final de la calle espetando su virilidad con una risa tan falsa que era, en sí misma, un desafío. Aquella carcajada ovípara consiguió deshinchar su vanidosa hombría y le recordó que, en el fondo, ella nunca se había dejado desnudar.

—Tengo que irme pronto —dijo Elena con un hilo de voz que pretendía ser más hostil de lo que pudo.

—No te preocupes —dijo él levantando el mentón indiferente—: yo también.

—Qué bueno. De hecho, me acabo de acordar de unos pendientes, pero me alegra verte. Una disculpa.

Y se fue.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Dos tontos en El arte es un juguete.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: