Convertir el mundo en universo

23 de noviembre de 2016 § Deja un comentario


Anticrítica de arte

“Es ya difícil comprender qué hace el hombre aquí, bajo todas esas estrellas que en las noches de luna parecen mirarlo sólo a él, tan vulnerable y destructivo, tan insignificante y lleno de sí”.
Fotos de Instagram - Macu Gavilán

Fotos de Instagram – Macu Gavilán

La religión es un instinto que despierta cuando el ser humano descubre su pequeñez. El mito, la poesía y la música no son más que la respuesta ordenada y material de ese instinto, que a menudo se despliega con urgencia ante el suceso de la muerte.

Cuando una persona muere y su cuerpo inerte queda tendido sobre la lámina metálica de la morgue, su presencia se convierte en una gran pregunta para el que lo observa. Esa materia, compuesta de esqueleto y vísceras inmóviles, contuvo un universo psíquico infinito que ahora no es mucho más compleja que la lámina que la sostiene.

El cuerpo muerto se convierte en una incógnita insuperable y atrayente que obliga a sus semejantes a preguntarse: ¿Cómo puede un cuerpo perder la vida? ¿Qué es, entonces, la vida? ¿Acaso es algo distinto del cuerpo, susceptible de perderse?

Seguir leyendo en Le Miau Noir… 

Anuncios

Cabeza de caballo

11 de octubre de 2016 § Deja un comentario


14615822_10154429128513564_4737524342067406810_o

Dibujo de escultura a carboncillo. Año 2001. Escuela de Artes de Ciudad Real.

Anticrítica de arte: Manifiesto Alegre

19 de septiembre de 2016 § Deja un comentario


El arte es amar y no saber a qué. Es amar en general.

13661808_10154234917668564_4874798022954783171_oTodo niño es un artista y todo artista es un niño. Si es viejo, se despoja de lo que sabe para dar algo que no conoce. No tiene receta, no sabe cómo le sale, pero tiene ritmo. No siempre le pasa y hay muchos farsantes.

El arte no copia, plagia, pero no sabe a quién. Es fruto de la imitación, pero no de cualquier imitación. El arte no pretende ser el mundo y es algo muy parecido a él. El arte es una caricia del mundo.

El arte surge sin querer, mientras uno hace otras cosas. El arte sucede más allá de uno, por encima, por detrás. El arte no se decide, llega y se instala.

El arte a veces duele y a veces sana. Nunca se sabe. El arte no es nada grande ni pomposo aunque a veces es grande y pomposo. Cuando el arte quiere decirlo todo, no dice nada. Y cuando no habla de sí mismo, luce.

Seguir leyendo en Le Miau Noir… 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Arte en El arte es un juguete.

A %d blogueros les gusta esto: