Volviendo a Ítaca

4 de febrero de 2017 § Deja un comentario


16300231_10154773141048564_1060172615311408393_o-2.jpgDice la canción que “uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida”. Estas fotos dibujan algunas impresiones de mi regreso a La Mancha, la tierra que me vio nacer, después de vivir muchos años como emigrante.

Las podéis ver pinchando en el siguiente enlace:

volviendo-a-itaca

Anuncios

Cumpleaños

27 de noviembre de 2016 § Deja un comentario


Invitado: Dan Toro Rivadeneira

Para Macu Gavilán

Castillo de Calatrava La Nueva

Castillo de Calatrava La Nueva

Es altísimo el gesto del caballo,

la cabriola

del mechón dorado el casco último

en salirse de la tierra.

Es una nube anchísima el vuelo del jinete.

 

 

Recordemos:

¿Desde cuándo estás en el aire, alazán de La Mancha?

¿Desde dónde elevas las crines hasta el fuego efímero?

¿Fue en esos días de noviembre

que saliste hacia la luz por la garganta

como sibilante el Guadiana

cuando brota de sus propios ojos?

 

Recordemos:

Esto es cuestión del otoño.

Eres un brote tierno y redondo saltando en el colchón.

Te mecía la canción de una cuna que iba dando vueltas

y ahora, a treinta y pocos, escuchas a los maizales

le cantas a los hombres de palabra justa

y nos meces con sus ecos

allí donde tu salto habita inacabado.

 

Esto es cuestión de las hojas, no cabe duda.

Los liquidámbares y las encinas

te habrán prestado el aire de su descenso

para que no te toque el suelo,

suspensa cabriola irreversible,

allí te quedarás urdiendo los colores.

¿Serás cuestión del arcoíris?

¿O es que lo de estrella te viene por los brazos

del hermano ángel

que te embracilaba y te enseñó a domar a las fugaces?

 

Esto de venir es cosa del otoño.

Pero el salto de quedarse

se cuenta a relinchos de caballo.

 

Madrid. Otoño, 2016

 

 

 

 

El nacimiento de María

20 de marzo de 2012 § 1 comentario


Image

Matriarcado de Willy Ollero

    Almodóvar, pueblo donde mi madre nació, es cuna de escenas verdaderamente surrealistas. Para empezar, ya la llegada al mundo de la citada señora tuvo su guasa.

     Allá por el año mil novecientos cincuenta, en un pueblo de rojos silenciados por Paquito el Vencedor, reinaba, en la familia de los ricos del pueblo, y por consiguiente, de lo más facha, un matriarcado más absolutista que el régimen del Absoluto Don Paco. Y esto es cosa ya muy extraña por los tiempos y el lugar donde se dio, pero es verdad, y yo lo puedo confirmar, pues desde mi tierna infancia he presenciado admirada cómo mi abuela mantenía a su marido mas firme que un velón de procesiones; ciencia tal la de mi abuela Petra, que seguro no pudo nacer de generación espontánea, sino que precisó de largos años de conquista y estruje psicológico, de las mujeres de mi familia hacia sus maridos. « Leer el resto de esta entrada »

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con La Mancha en El arte es un juguete.

A %d blogueros les gusta esto: